Cómo estar seguro que la vivienda que compras está libre de cargas

Nueva Junta Directiva en GICA
28 junio, 2019

Cuando compramos una vivienda, siempre nos asaltan un montón de cuestiones. Una de ellas es la que hace referencia a las cargas de la vivienda, ¿estará mi nuevo hogar libre de cargas? Es la pregunta más repetida. Algunas personas venden su hogar a sabiendas (o no) de que tienen deudas o problemas con algún contrato de alquiler que el vendedor no comunica.

Recuerda que una carga inmobiliaria es el derecho de un tercero sobre un inmueble, ya bien sea un embargo, un arrendamiento o hipoteca. Todas las cargas deben reflejarse en Registro de la Propiedad, puesto que deben ser públicas y, tanto el comprador como el vendedor, deben tener cierta seguridad jurídica en la operación.

¿Cómo puedo saber que un inmueble está libre de cargas?

Antes de realizar la compra del hogar, se recomienda que lo primero a realizar sea comprobar si la vivienda está libre de cargas. Así, podremos afrontar con mayor tranquilidad el trabajo duro de conseguir la mejor hipoteca.

Existen tres tipos de cargas por las que debes preocuparte:

1. Cargas fiscales, hipotecarias o de embargos

Hay una forma muy fácil de saber si el hogar está libre de cargas en materia de impuestos, hipotecas o deudas: puedes pedir una simple nota del hogar al Registro de la Propiedad. Se puede realizar de forma rápida y sencilla, trabajo que realizará una inmobiliaria si cuentas con ella, quien informará del estado de la vivienda.

En la nota, se indica el estado del hogar y si la información que ha aportado el vendedor es fidedigna. En el documento, se recoge también otra información sobre la vivienda, como si existe sobre ella una hipoteca o la situación de la misma.

2. Cargas tributarias

Se debe investigar, en segundo lugar, las cargas tributarias. Si quieres saber si el vendedor está al corriente del IBI, puesto que las deudas se reclamarán al futuro propietario, que serás tú, únicamente bastaría con que pidas el justificante de pago del impuesto al vendedor.

3. Cargas vecinales

¿Está la vivienda al corriente de todos los pagos relacionados con la comunidad de propietarios? Las cuotas mensuales, las derramas o diferentes situaciones. Importante, ya que como ocurre con el punto anterior, si la vivienda no está libre de cargas, en todos los casos, será el nuevo inquilino del hogar quien deba hacer frente a esta deuda. El vendedor, asimismo, debe informar sobre posibles derramas y problemas en la vivienda.

Para conseguir la información sobre deudas o las cargas, el propietario debe entregarte un certificado donde aparezca si la vivienda tiene o no cargas. También puedes dirigirte al presidente o administrador de la comunidad. No obstante, si trabajas con una inmobiliaria asociada a Gica, todos estos problemas no solo desaparecen, sino que te garantizas que la transacción de compra de la vivienda sea segura para ti.