Las oficinas de GICA contarán con una certificación más de calidad

GICA les desea Feliz Año Nuevo
29 diciembre, 2017
GICA realizará una ambiciosa campaña de publicidad en 2018
30 enero, 2018

El pasado viernes 19 de enero, en Sevilla, fue presentado el CACI, el Código Andaluz de Calidad Inmobiliaria. Este documento que nace con el acuerdo y la participación de distintos agentes sociales: Asociaciones de Consumidores y los colectivos de Asociaciones empresariales y colegios profesionales más representativos de Andalucía, y Unexia (a la que pertenece GICA), pretende ser una guía útil a complementar y perfeccionar poco a poco, que ofrecerá seguridad y garantía y protegerá eficazmente al consumidor, que es para el fin que se ha creado.

La presentación tuvo lugar en el edificio de la CEA, y participaron Josefa Ruiz Fernández, secretaria general de Salud Pública y Consumo y el presidente de Unexia, Antonio Gutiérrez, entre otros representantes del sector inmobiliario.

 

Según la consejería de Salud, que engloba también Consumo, se trata de una iniciativa de autorregulación del propio sector empresarial que tiene como objeto constituir una guía para unificar criterios y mejorar la calidad de los servicios profesionales de intermediación inmobiliaria. Se pretende a su vez que este documento sea referencia y protección de los legítimos intereses económicos y sociales de las personas consumidoras y que proporcione a las empresas y profesionales del sector una útil herramienta de trabajo.

Con este fin, el código incorpora compromisos para las empresas en materia informativa, sobre certificados energéticos, documentación obligatoria y modelos de contratos, tablas de honorarios, compromisos de adhesión al Sistema Arbitral de Consumo o distintivos de calidad.

Asimismo, se prevé la constitución del Órgano Sectorial de Intermediación Inmobiliaria, así como su reglamento de funcionamiento, para reforzar el análisis y el diálogo en este sector de actividad, promoviendo la colaboración entre los diferentes agentes implicados, así como el desarrollo de propuestas e iniciativas para la defensa de los derechos de las personas consumidoras y usuarias.

 

En definitiva, se trata de un procedimiento que permitirá ofrecer más transparencia aún a las operaciones inmobiliarias y que los consumidores estén aún más protegidos en cualquier gestión. GICA, y sus 84 oficinas se adherirán a este documento y contarán con su certificación de calidad.